Periodismo: El Cuarto Poder ¿Es de izquierda?

Todas las instituciones, todos los poderes del Estado se encuentran ideologizados y su principal objetivo hoy al parecer es adoctrinar y obtener mayores cuotas de poder frente a sus pares.

El poder Legislativo con sus dos cámaras es probablemente donde más se nota el énfasis que se hace en instalar agendas políticas en lugar de agendas ciudadanas. Esto es posible de advertir principalmente en la Cámara baja, donde los diputados se enfrascan en sendas discusiones que apuntan por ejemplo, a acusar constitucionalmente al Presidente de la República Sebastián Piñera para intentar derrocarlo por secretaría por el solo hecho de haber declarado Estado de Emergencia en los primeros días de la crisis social que mueve toa la agenda política hoy en día. Es decir, en lugar de estar trabajando para resolver la problemática planteada por las demandas sociales que presiona la ciudadanía, se encierran en su propio círculo intentando obtener un provecho político de alta conveniencia para sus partidos o conglomerados.

En ese intento, han instalado una serie de irregularidades y la principal es la idea de la Nueva Constitución y la Asamblea Constituyente. Ambas de mucho interés para los partidos y movimientos de izquierda, dado que por medio de los votos no son capaces ya de llegar al poder. Promueven estos objetivos escudándose tras las marchas e incentivando la violencia hasta caer incluso en la insurrección.

De lo que no se ha dado cuenta la gente es que en el camino a crear esta Asamblea Constituyente, los políticos dejaron de lado las demandas sociales haciendo creer que una nueva Constitución del Estado resolverá todos los problemas instantánea y mágicamente. Todo un engaño para tomar el poder con una Constitución a la medida de quienes la promueven.

La Prensa

Resultado de imagen para cnn chileLos tres poderes del Estado han sido vapuleados por la ciudadanía. El Ejecutivo, el Legislativo y el Judicial -en ese orden- han sido severamente atacados por la opinión pública no sólo por ser los causantes originales del disgusto ciudadano. También por la forma en que han intentado «resolver» el conflicto.

Sin embargo existe un cuarto poder, la prensa.

Los medios en general han tenido un importante rol en el desarrollo de los acontecimientos durante estos 53 días de conflicto social en Chile. En su afán por el Rating, se han cuadrado con «la causa» llegando a niveles increíbles de falta de ética periodística sin que nadie hasta el momento tome cartas en el asunto para detener su desmesurada carrera de desinformación y demonización de las fuerzas de orden y seguridad encargadas de restablecer la paz en las principales ciudades del país.

Prensa de izquierda
Esta caricatura representa el actuar de ciertos medios de prensa al cubrir el conflicto en las calles

Los canales de televisión han dado una extraordinaria cobertura a los hechos de violencia. Pero seamos francos: esta cobertura manipula la información de tal forma, que a los ciudadanos con sentido común les causa la impresión que todos los periodistas gozan con el aumento de la violencia y con los hechos que coartan la libertad de quienes no participan en dichas acciones delictuales.

Incluso hoy la mayoría de los medios sigue hablando de «marchas pacíficas» mientras las imágenes que proyectan muestran saqueos, incendios, bombas molotov contra Carabineros y universidades, etc.

El caso de los perdigones en los ojos por ir a un ejemplo concreto tiene diversas aristas que son de conocimiento público y sin embargo no son abordadas por la prensa. Hace dos días un ciudadano obtuvo la respuesta a las preguntas efectuadas a Transparencia:

¿Cuántos heridos por perdigones existen a la fecha?
¿Cuántos de éstos han resultado en pérdida del globo ocular?

La respuesta de Transparencia ha sido lapidaria:

En total hubo 233 daños oculares de diversa índole.
Solo 7 de ellos son pérdidas oculares de visión.
No tiene evidencia de que esas pérdidas oculares fueron producidas por perdigones.

Es decir, de más de 200 casos que informa la prensa y transmite al exterior insistiendo que se trata de pérdida de globo ocular, sólo 7 de ellas son verídicas. En las Redes Sociales circulan múltiples fotografías de encapuchados utilizando hondas profesionales para lanzar bolas de rodamientos ¿Cuántas de esas pérdidas oculares se deben a esos ataques, y no a las escopetas anti-motines de Carabineros? La prensa no ha tocado jamás este punto. Es más, si los impactos recibidos por quienes han sufrido daños en sus ojos hubiesen sido hechos por tiros de Carabineros con estas escopetas con cartuchos de perdigones ¿Por qué el resto de sus caras por lo general no muestra daño? Considerando que un tiro de perdigón lanza decenas o cientos de fragmentos en un tiro, resulta bastante discutible que en la mayoría de los casos denunciados sólo les llegue un perdigón en el ojo y, más increíble aún, uno en cada ojo.

Este tipo de análisis es en que la prensa chilena jamás ha abordado, y claramente no tiene intención de hacerlo tampoco. Son muchas las preguntas que la ciudadanía se hace respecto del comportamiento de los medios tradicionales frente a esta ola de violencia que azota al país:

¿Por qué la prensa insiste en simpatizar con violentistas encubriéndolos como «manifestantes pacíficos»? ¿Por qué no ha investigado la relación entre el mundo narco y estos encapuchados? ¿Por qué no investiga e informa acerca de los extranjeros que han participado en las manifestaciones violentas? ¿Y por qué se ensaña con Carabineros, sin mostrar los sucesos anteriores que provocan su intervención?

Las respuestas parecen balancearse entre las siguientes tres alternativas:

  1. Quieren ganar el rating de las masas de la calle, asumiendo que «son mayoría»
  2. Temen ser el objetivo de los violentistas. Tanto las empresas como sus periodistas y rostros.
  3. Los medios y periodistas son mayormente de tendencia izquierdista, y les conviene la Asamblea Constituyente para su ideología.

¿Cuál de estos tres motivos te parece a ti es el que maneja a la prensa en su parcialidad informativa?

Comparte este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *